Altres regions ibériques

Hacia la huelga general del 30 de enero en Euskal Herria.

Los sindicatos ELA, LAB, ESK, Steilas, EHNE, Etxalde, Hiru, CNT y organizaciones juveniles, feministas, ecologistas y de pensionistas convocan a sus 200.000 militantes y al conjunto de la clase trabajadora a una huelga general ofensiva sobre “pensiones, salarios y vida digna”. SINDIKALAGENDA : Urtarrilaren 28tik aurrera

https://www.elsaltodiario.com/lanaren_ekonomia/hacia-la-huelga-general-del-30-de-enero-en-euskal-herria

La Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria convoca el próximo 30 de enero huelga general en las comunidades autónomas del País Vasco y Navarra bajo la consigna “pensiones, salarios y vida digna”. La plataforma agrupa a los sindicatos ELA, LAB, ESK, Steilas, EHNE, Etxalde e Hiru, así como movimientos sociales impulsados por organizaciones juveniles, feministas, ecologistas o de pensionistas. A esta huelga también se adhiere el sindicato CNT. Todas estas organizaciones sindicales y movimientos sociales agrupan y representan a por lo menos 200.000 militantes en Euskal Herria.

“La huelga debe entenderse en clave ofensiva, va más allá de las anteriores huelgas generales que solo buscaban aplacar reformas neoliberales”

La convocatoria de huelga se anunció el pasado 23 de octubre de 2019, es decir mucho antes que estuviera conformado ningún gobierno en el estado, ni tan solo celebradas las últimas elecciones. Por lo tanto, la huelga debe entenderse en clave ofensiva, pues va más allá de las dinámicas de las anteriores huelgas generales en el Estado que solo buscaban aplacar reformas neoliberales. Esta vez, la tenacidad del movimiento de pensionistas ha sido el motor de la mayoría sindical y militancia social vasca, uniendo las diferentes reivindicaciones bajo un marco común determinado: impulsar un cambio de política económica para la redistribución de renta y riqueza, así como una defensa firme de la igualdad de género y sostenibilidad de las condiciones de trabajo y vida. Quizás sea el hecho de que esta huelga no espera a que los gobiernos de turno decidan cuál es el rumbo que nuestra sociedad debe seguir lo que ha generado mayor crispación y rechazo entre ciertos actores sociales. Entender el programa y su trascendencia es necesario para disipar cualquier duda al respecto.

LANAREN EKONOMIA : BILBO HIRIA, HORDAGO ETA ARGIA ELKARLANEAN. IRRATI SAIOA HEMEN 

Audio Player

¿QUÉ SE DEFIENDE CON LA HUELGA GENERAL?

Las reivindicaciones tienen como objetivo configurar un marco vasco de relaciones laborales y de protección social más garantista, en tanto en cuanto es en este territorio donde los movimientos reivindicativos nacen y al cual buscan establecer una serie de políticas transformadoras concretas.

Las reivindicaciones principales en el ámbito laboral se centran en: (i) conseguir un salario mínimo de 1.200 euros mensuales; (ii) rebajar la jornada laboral máxima a las 35 horas semanales y elevar la mínima a 20 horas en contratos parciales; (iii) garantizar la subrogación en el empleo subcontratado; (iv) reducir la precariedad a través de medidas reales contra la brecha salarial, la salud laboral o los contratos temporales; y (v) reformar el Estatuto de Trabajadores para garantizar la ultraactividad indefinida de los convenios y la prioridad aplicativa territorial sobre los estatales, permitiendo solo mejorar las condiciones en los ámbitos inferiores. Todas estas reivindicaciones van dirigidas tanto a las patronales Confebask y CEN, como a los gobiernos vasco, de navarra y del estado en tanto pueden aplicarlo en sus propios ámbitos de gestión.

La Carta de Derechos Sociales también trata los problemas relacionados con las pensiones y las políticas de redistribución de la riqueza. En relación a las pensiones, por ahora de competencia estatal, se plantea: (i) volver a la edad de jubilación de 65 años; (ii) tomar los últimos 15 años para el cálculo, previo a la reforma de 2011; (iii) subirlas al menos con el IPC anualmente; y (iv) establecer una pensión mínima de 1.080 euros, pudiendo los gobiernos vasco y de navarra complementar las pensiones mínimas cuando sea necesario. Para estos gobiernos concretamente se dirigen las reivindicaciones en torno a las rentas de garantía y cobertura universal de las personas en situación de dependencia, pidiendo que la RGI y RG: (i) se sitúen en el 100% del SMI; (ii) con un aumento del 50% del SMI para el caso de las unidades convencionales de dos personas y de un 50% adicional para las de 3 o más componentes.

Todas estas reivindicaciones lo han sido también de la izquierda parlamentaria vasca en los últimos años, objetivos tanto para el sector privado, como para el sector público y subcontratado, mientras las patronales y gobiernos vasco, navarro o español se han opuesto sistemáticamente a ellas. Una aplicación de todas estas medidas, no solamente supondría una mejora importante en las condiciones de trabajo y vida de las personas trabajadoras y pensionistas en los territorios dónde se convoca la huelga, sino que también establecen unos objetivos de lucha de referencia a corto plazo imprescindibles para otros territorios del estado. El objetivo pues, no es dividir, sino aunar fuerzas bajo marcos de referencia comunes más ambiciosos.

Defender salarios dignos, en sentido amplio, es imprescindible para reconocer socialmente el trabajo de las personas, si no, un trabajo mal pagado reproduce la precariedad laboral y abandona a muchas personas al ostracismo y esclavitud por unos pocos euros.

“La huelga general interpela directamente a las patronales Confebask y CEN para la firma de un Acuerdo Interprofesional de materias concretas con aplicación obligatoria”

Así, las organizaciones convocantes presentan sus reivindicaciones a los diferentes gobiernos en función de las diferentes competencias que poseen sobre el territorio para influir directamente en ellas. La única forma de gobierno contra el cual esta movilización no ha concretado ninguna reivindicación ha sido la Unión Europea. Además, en cuanto a las partes destinatarias, la movilización interpela directamente a las patronales Confebask y CEN para la firma de un Acuerdo Interprofesional de materias concretas con aplicación obligatoria, a diferencia de los acuerdos derivados del diálogo social para la negociación colectiva que no lo son, y que supla la imposibilidad legislativa vasca en el sector privado en cuatro puntos importantes: (i) salario mínimo de 1.200 euros, (ii) jornada de 35 horas y mínima de 20 horas a tiempo parcial, (iii) derecho de subrogación para el personal de las subcontratas y (iv) medidas concretas para acabar con la brecha salarial que sufren las mujeres.

RENOVACIÓN SINDICAL A TRAVÉS DE LA HUELGA GENERAL

La huelga general no solamente plantea elementos novedosos, de renovación sindical en los contenidos reivindicados con la incorporación y la defensa de los salarios en todas sus dimensiones incluidas las pensiones, sino también con la incorporación al proceso organizativo de movimientos pensionistas, feministas y juveniles, profundizando dicha alianza impulsada en las anteriores seis huelgas generales convocadas en contexto de crisis económica del ciclo 2009-2013, las huelgas feministas de 2018 y 2019 o la reciente huelga del sector del metal de Bizkaia en 2019. El ciclo de huelgas generales post-crisis abierto por las huelgas feministas y en defensa del clima, trasciende la división sindicatos / movimientos sociales profundizando la alianza entre las diferentes organizaciones y sensibilidades, crucial a la hora de establecer movimientos contra-hegémonicos con implante social. Por ejemplo, para esta huelga general se han creado más de 170 comités de huelga en pueblos y ciudades del país, cómo en los barrios de las principales capitales – Bilbo, Gasteiz, Donosti e Iruña – y en los principales pueblos y ciudades de las comarcas, con el objetivo de realizar los preparativos para la jornada de huelga y difundir la misma por todo el territorio. De la misma manera, las organizaciones sindicales han realizado sucesivas reuniones con sus militancias para impulsar la huelga, llegando a adherirse a la misma más de 1.500 empresas y administraciones.

Es importante subrayar que esta huelga general ha recibido múltiples apoyos de organizaciones sindicales y sociales fuera del ámbito vasco de convocatoria, generando a su vez una dinámica de oportunidad de trabajo sindical en común y movilización de apoyo a las reivindicaciones planteadas en Euskal Herria.

Es el caso de Catalunya dónde los sindicatos CGT, CNT, Solidaridad Obrera, COS, IAC y Cobas que agrupan decenas de miles de militantes, han llamado a iniciar un ciclo de lucha en común empezando con el apoyo a esta huelga general, promoviendo diferentes acciones y manifestaciones en varias ciudades catalanas. También en otras ciudades del estado se han convocado concentraciones y manifestaciones de apoyo con participación del movimiento de pensionistas, como en Pais Valencià -València- (Intersindical, CGT, CNT), Galicia (CIG), Aragón -Zaragoza- (OSTA, CGT, CNT), Asturies -Oviedo y Gijón- (CSI, CGT, SUATEA, CNT), Andalucía -Sevilla, Granada, Málaga- (SAT, CGT, CNT, USTEA, Cobas y partidos de izquierdas) o Madrid (Plataformas de pensionistas, CGT, CNT, Solidaridad Obrera, Cobas y partidos de izquierdas). Además, alrededor de 200 militantes sindicales de diferentes organizaciones de todo el estado han firmado un manifiesto promovido por la plataforma “Sindicalistas de Izquierda” en apoyo a esta huelga general.

“Esta convocatoria de huelga general ha generado una dura oposición por parte del poder económico y político vascos”

Esta convocatoria de huelga general ha generado una dura oposición por parte del poder económico y político vascos, aunque también por parte de organizaciones que supuestamente defienden los objetivos y plataforma reivindicativa planteada. Esta huelga general marca una línea de acción diferenciada entre, por una parte, un sindicalismo de contrapoder con la capacidad de transformación necesaria en los contextos actuales y, por otra parte, otro sindicalismo de concertación y dialogo social subyugado a la política sistémica. La diferencia entre una política económica del trabajo frente a la política económica del capital.

Fraguas resiste.

Escribimos estas líneas desde Fraguas, un pueblo okupado y rehabilitado en la Sierra Norte de Guadalajara. Pueblo que hace 6 años no eran más que ruinas y que mediante el trabajo y la ilusión de cientos de personas que han apoyado este proyecto autogestionado, asambleario sin jerarquías, con el principio de sustentabilidad con el medio natural que lo rodea, aprendiendo día a día a sostenernos cada vez menos atadxs al sistema capitalista, cuidando la tierra y recogiendo sus frutos, sin dañarla y aprendiendo a vivir en ella, ya que desde que nacimos sólo fuimos enseñadxs a explotarla. Practicando una existencia coleciva y no cayendo en el individualismo competitivo que promueve el modelo productivo capitalista. Rehabilitando con los materiales que nos da la tierra, las ruinas que mediante la expropiación fraudulenta en un primer momento dejó el estado franquista en el 68, expulsando para siempre a sus antiguos habitantes por un puñado de pesetas y para ser condenadxs a una vida de trabajo asalariado en la mayoría de los casos; y más tarde las prácticas militares que se llevaron a cabo en los 90.

Ahora mismo una sentencia dicta que “para restablecer el equilibrio” debemos pagar la demolición de las reconstrucciones realizadas y condena a más de dos años de prisión a 6 personas. La Junta de Castilla la Mancha (Podemos en coalición con el PSOE en la anterior legislatura y el PSOE con mayoría absoluta desde mayo) encubre así las atrocidades realizadas en el franquismo. Pretenden dejar en ruinas el pueblo una vez más, expulsando a sus habitantes y dejándolo en el olvido.

El Estado reprime cualquier intento de atacar o plantear alternativas a su dogma mercantilista. Proyectos autogestionarios y horizontales como este, que escapan a su lógica de consumo, están en su punto de mira. En esta lógica de dominio y control atacan Fraguas, al igual que han atacado y seguirán atacando cualquier iniciativa que se les oponga.

No podemos permitir que logren sus objetivos y nos aplasten sin más, tenemos que defender nuestros espacios liberados. Apoyándonos entre todxs tenemos más fuerza y entre todxs lo conseguiremos. Con toda la humildad queremos invocar el espíritu de otras luchas como las de Sasé, las Zad, Hambach, Errekaleor y otras muchas historias de resistencia, que sirven de semilla o inspiración para todxs.

Actualmente no hay una fecha concreta de desalojo pero este podría ser inminente y no lo vamos a permitir. Confluyendo distintos tipos de estrategias pero con la firme convicción de que aquí nos vamos a quedar y continuar experimentando formas de vivir al margen de la autoridad y el control.

Convocamos unas jornadas indefinidas de resistencia en el pueblo de Fraguas.

Pueblos vivos en lucha.

La Fundación Bancaria Caja de Burgos vuelve a amenazar con desalojar el Centro Social Recuperado de Gamonal (CSR).

Necesitamos dar una respuesta contundente y hacemos un llamamiento a apoyar al CSR y participar activamente en su defensa.

Convocamos una manifestación el próximo sábado 11 de mayo de 2019 a las 20:00 h. desde la Real y Antigua de Gamonal.

Apoya al CSR de Gamonal contra el desalojo.

La Fundación bancaria Caja de Burgos vuelve a amenazar con desalojar el Centro Social Recuperado (CSR) de Gamonal (Burgos). Desde el CSR estamos impulsando una campaña en defensa de los espacios ocupados y autogestionados.

En este sentido nos ponemos en contacto con vuestro colectivo para invitaros a adheriros al comunicado de apoyo adjunto. En unas semanas haremos publico el comunicado con todos los colectivos que lo apoyan.

Salud y lucha

Los colectivos, artistas, etc. abajo firmantes queremos mostrar nuestro apoyo y solidaridad con el
CSR Gamonal y nuestra repulsa ante un posible desalojo del mismo por:
• Consideramos que en la ciudad es importante mantener espacios como el CSR Gamonal.
Espacios fuera de las lógicas del capitalismo y las instituciones. Espacios en los que poder
realizar actividades culturales pero también políticas, en los que poder apoyar casos
represivos (como los sufridos en la luchas contra el Bulevar) o desde los que luchar contra el
sistema que nos oprime, como por ejemplo la lucha contra las casa de apuestas.
Consideramos que esto se consigue gracias a se un espacio ocupado y autogestinado.
• El CSR Gamonal se encuentra en terreno público cedido por el Ayuntamiento a la extinta
Caja Burgos para realizar en el actividades soci-culturales. Dicho espacio llevaba
abandonado más de 15 años cuando los y las vecinas del barrio de Gamonal decidieron
recuperarlo y restaurarlo. Por este motivo entendemos que ni Caja de Burgos y ni la actual
Fundación Bancaria Caja de Burgos son organismos legítimos para reclamar dicho espacio.
• Entendemos la ocupación como una herramienta de lucha que crea tejido social, fomentando
redes de apoyo y sirviendo de lugar de encuentro donde organizar la resistencia contra el
capitalismo.

Detenido anarquista en coruña por los destrozos en el local de Marea Atlántica.

El jueves 4 de octubre, la policía nacional arrestó a un anarquista en relación a las diligencias abiertas tras el desalojo del Centro Social Ocupado A Insumisa, concretamente por los destrozos al local de Marea Atlántica. Después de pasar a disposición judicial esa misma tarde, quedó en libertad con cargos.

La detención se produjo alrededor de las once de la mañana, cuando cuatro policías del paisano abordaron al compañero libertario B**** cuando salía de su casa. Trasde negarse a declarar en comisaría, fue trasladado a los juzgados, donde prestó declaración a las seis de la tarde asistido por su abogado. La acusación busca relacionarle con la compra de material presuntamente utilizado para perpetrar los desperfectos causados por una docena de personas encapuchadas el pasado mes de mayo en el local de Marea Atlántica, responsable directo y absoluto del  violento e ilegal desalojo del prolífico Centro Social Ocupado A Insumisa.​

​ El activista salía en libertad sobre a las siete de la tarde por las puertas del juzgado, donde le recibieron varias docenas de solidarixs que se concentraron con pancartas contra el golpe represivo.

La investigación no está cerrada y al menos otra persona podría estar siendo investigada por los mismos hechos. De esta manera, ya son cinco personas que han pasado a disposición judicial (una de ellas pasó una semana en la cárcel de Teixeiro) por el brutal desalojo cometido por el presunto “gobierno de cambio” de Marea Atlántica. A pesar de su verborrea progresista y sus gestos de “buenrollistas”, el municipio podemita coruñés se reveló como la corporación local que más duro ha golpeado a los Movimientos Sociales desde la llegada de la democracia.

Informa CR para A Irmandade da Costa

A Coruña: El éxito del “proceso participativo” de las Naves do Metrosidero.

http://www.alasbarricadas.org/noticias/node/40327

En A Coruña, el miércoles 23 de mayo fue desalojado el centro social okupado A Insumisa. Detrás del desalojo estaba el Ayuntamiento (regido por el partido del cambio Marea Atlántica), que pretende llevar a cabo en las naves un proyecto de centro cívico. Se había ofrecido a la asamblea del centro social integrarse en el proyecto, la que rechazó la oferta porque no planteaba nada que ya no se estuviera haciendo y porque en última instancia, supondría someterse a la dirección de un agente externo.

Como la zanahoria no funcionó, tocó sacar el palo. El desalojo fue muy violento. No se permitió suministrar líquidos a dos ocupantes que resistían en el tejado y se cargó contra las personas que se concentraban causando diversas heridas. Sin terminar ahí la cosa, a mediados de mayo se mandó detener a cinco de las personas que habían sufrido la carga policial, de las que sólo encontraron dos y una de las cuales pasó cinco días en la prisión de Texeiro. (más…)

La Fiscalía acusa a un epiléptico de atentado por golpear a los policías que lo sujetaban cuando convulsionaba.

Los médicos aseguran que el enfermo había sufrido aquel día tres crisis consecutivas, estaba “a merced de sus impulsos” y ni siquiera recuerda lo ocurrido. Pese a ello, el joven tendrá que enfrentarse a un juicio en el que los agentes le reclaman cerca de mil euros de indemnización.

 

A partir de ahora, además de un tremendo susto y un ingreso hospitalario –con un más que probable paso por la uci–, a un joven zaragozano al que le diagnosticaron epilepsia en 2011 cada crisis convulsiva podría costarle cerca de mil euros. Porque esa es la cantidad que le reclaman los dos policías nacionales a los que golpeó de forma completamente inconsciente cuando trataban de inmovilizarlo en la camilla durante uno de sus últimos ataques. (más…)

SOS de la ecoaldea El Calabacino

Han pasado ya 38 años desde que los primeros repobladores llegaron a la aldea de El Calabacino situada en la Sierra de Aracena provincia de Huelva. El Calabacino es una ecoaldea perteneciente a la RIE (Red ibérica de Ecoaldeas) y la componen un grupo de 115 personas, 40 de ellos niños, con un índice de natalidad muy por encima de la media de cualquier municipio español.
Estas familias fueron comprando ruinas y huertas y construyendo sus casas. Sin ser una comunidad, la población de El Calabacino es una aldea especialmente sensible con el medio ambiente. Tiene una particularidad y es que a esta aldea no se puede acceder en vehículo a motor por lo tanto se ha vuelto a recuperar el empleo de burros, algo casi inexistente en esta sierra.

Se abastecen únicamente de energía solar, cultivan sus huertos, recogen la aceituna y hacen su propio aceite… Pero hoy esta ecoaldea está en peligro porque oficialmente sus viviendas bioclimáticas no pueden cumplir las normativas de lo que hoy es Parque Natural, porque ha sido declarado suelo no urbanizable obviando que la antigua aldea del Calabacino llegó a tener 230 habitantes repartidos en casas y montes. (más…)