No a los ataques turcos al campo de refugiados de Maxmur.

Desde la Comarcal Sur queríamos transmitir información para apoyar esta campaña de apoyo contra los bombardeos por parte de Turquía al campo de refugiados de Maxmur.

Para adhesiones escribir a: rojavaazadimadrid@riseup.net

Manifestamos nuestra preocupación por la situación de emergencia en que se encuentra el Campo de Refugiados de Maxmur, en Iraq, situado a 60 kilómetros al suroeste de Erbil, la capital de la región del Kurdistán; un campo de refugiados reconocido por las Naciones Unidas que, desde 1998, ha albergado a miles de refugiados básicamente de la zona del Kurdistán de Turquía. Actualmente viven en él unas 13.000 personas, y una gran parte de ellas son niños, niñas y adolescentes nacidos en el campo.

El Campo ha sido objeto de bombardeos por parte de la aviación turca, en concreto, el 6 de diciembre de 2017 y el 13 de diciembre de 2018 los bombardeos mataron a 8 residentes del campamento e hirieron a otros. Una situación que, lejos de terminar, ha continuado con un nuevo ataque sobre el Campo, producido el 19 de julio, que hirió a dos civiles que tuvieron que ser hospitalizados, además de dañar viñedos y huertos que constituyen para muchos de los residentes su fuente principal de supervivencia.

También se producen de forma continuada detenciones de personas residentes del Campo por parte de la policía de la región del Kurdistan iraquí, a las que se mantiene durante muchos días incomunicadas, y después son liberadas la mayoría de veces sin cargos.

Actualmente el Campo se encuentra, además, en una situación muy crítica ante un bloqueo por parte del gobierno de la región del Kurdistan iraquí, que dura des del día 19 de julio, después del ataque del 17 de julio en el restaurante Huqqabaz en Erbil que dejó tres personas muertas, entre ellas un miembro diplomático turco. El Consejo Popular del Campo de Refugiados de Maxmur ha dejado en claro en un comunicado que los residentes del Campo no tienen nada que ver con el ataque en el restaurante Huqqabaz. Porello, creemos que se está criminalizando y represaliando a todo el pueblo que vive en Maxmur.

Las consecuencias del bloqueo y embargo, que dura desde hace más de dos semanas, han generado una situación de emergencia. Se impide la llegada de suministros de alimentos y medicación; los residentes tienen prohibido entrar y salir del Campo, por lo que nadie puede abandonarlo ni siquiera por emergencias médicas o de otro tipo, ni para ir a trabajar fuera del campo. Muchos de los residentes que trabajan en Erbilhan perdido su empleo. A su vez, se han arrestado a residentes civiles del campo, sin que hayan podido ver a sus familiares y sin información disponible sobre ellos.

Para evitar una crisis humanitaria y la criminalización de toda una población de refugiados, entre ellos muchos menores, creemos importante que desde el gobierno iraquí, el gobierno de la Región del Kurdistan y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (UNHRC) se tomen medidas para:

  • Poner fin a los ataques aéreos del ejército turco sobre el Campo de Refugiados de Maxmur que son una clara violación de la soberanía de Iraq, y contravienen los entendimientos internacionales de la ONU y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados. Así, como exigir que Turquía, signataria de la Carta de las Naciones Unidas y de los acuerdos internacionales de derechos humanos, rinda cuentas por sus ataques al Campo de Maxmur.

  • Que se levante el bloqueo y el embargo en el Campo de Maxmur y que éste tenga acceso a suministros de alimentos y atención médica, y su población pueda desplazarse libremente, así como garantizar que no se produzcan bloqueos y embargos de este tipo en el futuro.

  • Poner fin a las detenciones arbitrarias de residentes del Campo de Maxmur y a la incomunicación de las personas detenidas.

  • Garantizar una documentación válida a todas las personas refugiadas que acoge el Campo, ya que actualmente muchas de ellas no han podido acceder a la renovación de la documentación de asilo y muchos niños y niñas nacidos en elcampo, apátridas, no disponen de documentación válida.

Con todo ello esperamos que se puedan garantizar los derechos como refugiados a la población que reside en el Campo de refugiados de Maxmur.

Israel Sánchez Jiménez

Secretaría de Acción Social


Confederación Nacional del Trabajo (CNT)
Federación Comarcal Sur-Villaverde
Paseo Alberto Palacios Nº 2
28021 Villaverde (Madrid)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s