Defendamos los espacios vecinales, recuperemos el barrio.

Defendamos los espacios vecinales, recuperemos el barrio

El pasado 5 de junio el Ágora Juan Andrés Benítez recibió, por primera vez desde su apertura hace más de cuatro años, una carta procedente del juzgado que daba cuenta del inicio de un proceso civil. El juicio, fijado en un primer momento para el día 15 de octubre, se aplazó días antes de su celebración. A los pocos días se sabría que la nueva fecha para la celebración del juicio sería el 12 de diciembre. Tanto la empresa Triquell i Garcia, SL, como la infame SAREB mantienen el pulso judicial en base a intereses económicos muy lejanos de las necesidades del Raval.

Desde hace años, las presiones inmobiliarias, turísticas o netamente especulativas, así como sus consecuencias, han provocado que cada vez más vecinas decidan marcharse: por no poder pagar el alquiler, por el mobbing inmobiliario que ejercen los propietarios mediante subidas de precio y matones a sueldo, cansadas de la masificación turística y el ruido o la inseguridad que les genera la cercanía de un narcopiso. Todas estas son problemáticas complejas, que se entrelazan entre sí y que ofrecen escasos márgenes para su resolución.

No podemos, sin embargo, quedarnos de brazos cruzados ante la inoperancia o la ineficacia de las instituciones que, en sus distintas escalas, no están respondiendo a nuestras necesidades. Una situación anómala, como debería ser un desahucio, es ya algo que forma parte de nuestro día a día; lejos de disminuir, año tras año y pese a todos los esfuerzos, se agravan.

Ante esta situación de ahogo, que el barrio ya no puede asumir más, resulta ineludible plantarse y revertir la situación: el número 8 de la calle Riera Baixa, anteriormente propiedad de Triquell i Garcia y subastado recientemente por la SAREB, alojará a partir de hoy a seis familias del barrio en riesgo de ser expulsadas, además de las dos que ya lo habitaban y cuyos pisos han sido también subastados.

La autoorganización y la movilización vecinal mediante el apoyo mutuo y la solidaridad son los instrumentos que permitirán defender el barrio y a las vecinas frente a la especulación y el negocio con nuestras vidas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s